Propiedades descubre altea
Nos esforzamos en encontrar la propiedad que cumpla todos sus requisitos.
alquiler-opcion-compra-blog-altealife-altea

¿CONOCES EL ALQUILER CON OPCIÓN A COMPRA?

¿Comprar o alquilar? La respuesta a esta pregunta es una de las decisiones financieras más importantes en la vida de una persona. Pero no todo acaba ahí, existe otra vía denominada Alquiler con Opción a Compra, una modalidad interesante donde tanto el inquilino/comprador como el propietario podrán beneficiarse de algunas ventajas. El inquilino podrá aprovechar las ofertas de financiación que haya durante el periodo de alquiler y el propietario de las ventajas fiscales de tener una propiedad en alquiler hasta el momento en el que la compra se haga efectiva.


 

¿QUÉ ES EL ALQUILER CON OPCIÓN A COMPRA?

Se basa en un contrato doble: por un lado, el contrato de compraventa y por otro de alquiler. Básicamente, el acuerdo consiste en que el comprador/inquilino paga una prima de compra y además las mensualidades correspondientes. Una vez terminado el periodo de arrendamiento podrá decidir si quiere comprar o no la vivienda, pero tendrá que tener en cuenta que en caso de no realizar la compra, la prima pagada la perderá. 

En el contrato deberán aparecer, al menos, el objeto del contrato, el precio de venta que se deberá cerrar en el momento inicial; y asimismo deberá marcar que el inquilino/comprador podrá decidir a los dos años del alquiler si quiere comprar la vivienda. También tendremos que pactar de antemano las cuotas a pagar y el porcentaje a descontar en el momento de la compra.

Algunas de las condiciones fijan que el inquilino tiene derecho a permanecer en la vivienda durante el tiempo que dura el contrato de alquiler y cabría la posibilidad de extender el contrato pero la opción de compra se anularía. En cuanto al periodo de compra, tan solo se puede hacer dentro del periodo establecido, pudiendo negociar con el propietario adelantar la compra

En este tipo de contratos la cuota de alquiler está fijada por el precio del mercado y si bien es cierto que la inversión inicial es elevada, ya que a la cuota de alquiler hay que sumarle la prima, hay ocasiones en las que no se fija esta prima inicial.


 

Te aconsejamos siempre contar con el asesoramiento de un Agente Inmobiliario, que ayudará a ambas partes a llegar al mejor acuerdo.

 


Con la situación incierta del mercado inmobiliario, este tipo de contrato puede ser una opción interesante para que el dinero de alquiler no sea un dinero perdido. El inquilino/comprador podrá aprovechar las ofertas de financiación para la compra que haya durante el periodo de alquiler y el propietario se asegura unos ingresos durante el tiempo que tiene la casa en venta y si, llegado el momento no se formaliza la compra, la prima siempre le ofrecerá una protección. En definitiva el alquiler con opción a compra puede ser una de las soluciones para que accedas a tu vivienda.

Comparte