QUE ES EL ALQUILER VACACIONAL
El alquiler vacacional o alquiler de corta estancia es una oferta a la alza en el sector del turismo, la empresas que se dedican a esta actividad deben estar debidamente regulas por el Servicio territorial de turismo de Alicante como es el caso de ALTEA LIFE contamos con una licencia de empresa explotadora de apartamentos, villas, chalets, bungalow,  turísticos habitacionales, a su vez contamos con seguros para todas nuestras propiedades  y los mecanismos legales necesarios para poder ofertar estas viviendas y su explotación.
ALTEA LIFE actualmente trabaja con más de 15 tour operadores, internacionales de los mercados europeos y americanos, donde ofrecemos todas las propiedades que explotamos para todo el año, en la zona de Altea, Alfaz, Nucia, Albir.
COMO PUEDO ALQUILAR MI PROPIEDAD EN ESTE SISTEMA
ALTEA LIFE le asesorara en todos los pasos necesarios para introducir su propiedad en el  mercado del  alquiler vacacional.
Es necesario hacer una valoración de la propiedad y sus prestaciones, todas la propiedades tendrán que cumplir los requisitos necesarios en materia de seguros,  calidades,  prestaciones mínimas de servicios, y menaje.
El servicio de limpieza, inventario  y mantenimiento de la propiedad lo realizara el equipo de ALTEA LIFE.
POR QUE USAR EL ALQUILER TURISTICO?
El número de turistas extranjeros que escoge una vivienda de alquiler como fórmula de alojamiento ha evolucionado al alza durante el último lustro, coincidiendo con el inicio de la crisis financiera y económica en 2007.
Aquel año, el número de turistas que pernoctó en viviendas regladas ascendió a 4,37 millones de personas (el 7,5% del total de viajeros extranjeros), según muestra la encuesta Frontur del IET.

Ya en 2011 ya se registró un crecimiento del 14,8% mientras que en 2012 el aumento fue del 8,7%. Así, un total de 5,78 millones de turistas extranjeros que viajaron a España el año pasado durmieron en viviendas alquiladas. Es decir, uno de cada 10 viajeros optó por esta fórmula de alojamiento de pago.

Son básicamente tres los factores que impulsan esta tendencia. En primer lugar, el precio. Y es que en un entorno de crisis, los turistas extranjeros que viajan a España reducen su presupuesto de viajes y optan por viviendas de alquiler, esperando encontrar precios más económicos que el alojamiento hotelero, sobre todo si viajan en grupo.

En segundo lugar, las tendencias sociales y demográficas. Familias y amigos optarían por viviendas de alquiler porque desean mayor libertad que la proporcionada por un hotel convencional y buscan al mismo tiempo una manera diferente de vivir un destino. A ello se une el aumento de las vacaciones intergeneracionales, donde abuelos, padres e hijos participan en un mismo viaje.